LOS NUEVOS CONCEPTOS DE RESTAURACIÓN

  in Sin categoría - 19 enero, 2016

Por fuera (y por dentro) es un bar más… repleto de sillas, mesas,decoración amena y camareros que van y vienen. Pero lo primero que llama la atención es que, si bien entras, te dan un reloj que indica tu hora de acceso y debes colocar en el sitio que escojas. Esta es una postal típica que en poco tiempo podría llegar a repetirse en cientos de establecimientos españoles. Se trata de los bares y cafeterías donde solo pagas por el tiempo que estés dentro, y no por el precio de las consumiciones. Eso sí, en la mayoría de los locales de este tipo no se permite la ingesta de alcohol.

La idea nació de un ruso llamado Ivan Mitin, quien se ha convertido en el primer propietario de los denominados ‘time café’.  Este joven, quien está a punto de cumplir 30 años, ya cuenta con 11 locales similares (nueve en Rusia, uno en Ucrania y otro en Reino Unido). Su filosofía es la de crear espacios donde la gente pueda pasar el tiempo sin prisas y socializar. “El objetivo es construir espacios de relax”, ha manifestado en una entrevista reciente a los medios de su país.

2,1 euros la hora de media

De media, en los ‘time pubs’ o ‘times cafés’ se paga 2,1 euros la hora. Eso incluye las consumiciones que quieras durenta ese plazo. Después de la iniciativa de Mitin, que ya da trabajo a dos centenares de personas, el sistema se está expandiendo gradualmente por toda Europa. Reino Unido, como quedó dicho, fue uno de los pioneros continentales en copiar “el formato”: la primera cafetería con este sistema se llamaZiferbalt y está situada en el 388 Old St., esquina con Shoreditch High Street, en el este de Londres.

Francia también ha comenzado a albergarlos. Allí se denominan“Anticafés”: la primera hora suele costar 5 euros y cada hora que pasa el precio va decreciendo. Quedarse todo el día cuesta como máximo 20. Lo que se ofrece en la carta son cafés, tés y refrescos.

Los bares donde pagas por el tiempo suelen tener otras particularidades. En muchos de ellos, tú tienes que prepararte el café y calentar las tostadas. Dependiendo de la oferta, también tienes a tu disposición tentempiés dulces y salados, y en casi todos se permite la navegación por internet (conexión wi-fi de banda ancha)

En París, además, también puedes jugar con los juegos de mesa que hay en este tipo de establecimientos. Los ‘Anticafés’ se presentan como un espacio de disfrute y relax pero también de intercambio profesional: un cruce entre un café al uso y un espacio de coworking. 

Tactic, en Barcelona

¿Y cuándo se consolidarán en España? Ya hay algunos en Barcelona, por ejemplo. Es el caso del Tactic Café, situado en el número 257 de la calle de Castillejos, que lleva apenas unas semanas abierto. Allí, se cobra por minuto (no por hora). El precio es de seis céntimos al minuto. En ese plazo, obviamente, puedes consumir lo que quieras. Eso sí: el sistema funciona como ‘local selfservice’. Allí puedes tomar cafés, disfrutar de bollos, juegos de mesa, pero debes servirte todo tú. Los clientes, que solo pueden tomar bebidas sin alcohol, pagan, como máximo, por tres horas de estancia. Después pueden permanecer el tiempo que quieran sin que suba la factura.

Fuente: lainformación.com

 

1449950946_772297_1449951609_noticia_normal